Para la contratación mediante domiciliación de los pagos en una tarjeta de crédito realizamos una primera validación de la tarjeta utilizando el sistema "Verified by Visa". Tras solicitar el número de tarjeta y el código de seguridad impreso en ella, trasladamos la operación a la entidad bancaria y ésta, a su vez, realiza las validaciones que cada banco tenga prevista. Si se realiza una petición de claves, esta se realiza en la página del banco y no en la nuestra. Utilizamos la validación "Verified by Visa" para garantizar la seguridad de nuestros clientes en las operaciones mediante tarjeta de crédito.